En Jardín América la policía negó liberación de zonas

La Unidad Regional IX afirmó que los índices delictivos son normales y que en verano siempre es mayor por las vacaciones

Más control. | Ante la denuncia de vecinos por una ola de robos e inseguridad aumentó la cantidad de policías en las calles.

Desde la Unidad Regional IX desmintieron a víctimas de robos respecto de la supuesta existencia de zonas liberadas por la Policía, aunque reconocieron que “los hechos delictivos son más frecuentes por la época del año”.

En ese contexto, detallaron que el índice delincuencial que manejan a nivel local “sigue teniendo los parámetros que se manejan en la fuerza a nivel provincial, respecto de la cantidad de hechos” y afirmaron que se debe “al trabajo coordinado que desarrollamos siempre con la comunidad”.

“Robos hubieron y aunque nos cueste decirlo, van a haber y es inevitable. Uno hace todo lo que está dentro de lo posible y pese a eso, los índices locales están dentro de los parámetros normales”, dijo una irrefutable fuente de la Policía, quien a su vez reconoció que “a esta altura del año siempre aumentan los robos, porque aprovechan que los vecinos salen de vacaciones y dejan las viviendas solas, hay muchos turistas y es imposible bajar esa estadística, pero no es porque no trabajamos”.

“No se puede decir que no existe el delito, pero se pone todo el esfuerzo para contrarrestarlo lo más que podemos. Lo ideal es ir siempre adelante y prevenir, pero no podemos lograr eso”, puntualizó el uniformado y negó la posibilidad de que los efectivos liberen las zonas en cierto horario, para limpiar de alguna manera el camino de los delincuentes.

Reforzando eso agregó que “se prioriza la relación con la comunidad y una prueba de ello es la apertura de la fuerza hacia la gente. En vez de estar en las oficinas, decidimos salir a los barrios para atender de manera personal los problemas que denuncian”.

Lo cierto es que en las comisarías de la localidad se recepcionan dos o tres denuncias por día, que se suman a los robos cuyas víctimas prefieren no dar parte a las autoridades.

“El trabajo es coordinado”

En la edición de ayer, varias personas que ya fueron víctimas de los delincuentes denunciaron una “creciente ola de robos” sin que la Policía pueda ponerle un freno y aseguraron que viven atemorizados porque los atracos ocurren a cualquier hora.
En ese contexto y teniendo en cuenta la cantidad de hechos irresueltos, los damnificados creen estar en medio de una

La disputa entre la Policía y el Ejecutivo local, que -según ellos- se habría originado luego del forzado cambio de jefes policiales que se generó en octubre pasado, motivado por la muerte de dos motociclistas en el marco de un control de tránsito, por lo que se investiga la participación de los uniformados que estaban de turno ese día.

El mismo intendente, Oscar Kornoski, exigió públicamente la remoción inmediata de la cúpula policial, apenas un par de días después de la denuncia por apremios ilegales que radicaron unas 20 personas y entre ellas, casi una docena de menores y adolescentes.
“Cada vez hay más robos, más hechos de inseguridad y se acentuó desde el quiebre que hubo con la sociedad, a partir de la muerte de los chicos y el cambio de autoridades en la Policía”, aseguran los damnificados.

Mientras, desde la Unidad Regional y la comuna echaron por tierra esa especulación y destacaron el “diálogo sincero y trabajo conjunto” que se ha generado desde que asumieron las nuevas autoridades.

“La relación que tenemos es excelente desde el día que nos hicimos cargo de la Unidad y trabajamos coordinadamente en todos los aspectos. Juntos tratamos de atender todas las inquietudes de la comunidad y en ese sentido se observan los resultados”, manifestó la misma autoridad de la fuerza.

Citó como ejemplo los foros de seguridad y dijo que “la Municipalidad coordina y nosotros acompañamos. Así hemos resuelto muchos problemas que eran antiguos como la utilización inadecuada de la plaza principal, que ahora es un lugar familiar y antes se juntaban a tomar”.

Por su parte, el secretario de Gobierno Municipal, Rubén Álvarez, coincidió en negar la existencia de algún conflicto con la fuerza provincial y a su vez, destacó “el trabajo codo a codo con la Policía”.

El funcionario fue claro en afirmar que “los robos que hay son aislados pero no forman parte de una ola delictiva, como creen los vecinos” y asimismo, manifestó que “no existen zonas liberadas y eso queda demostrado con la tarea diaria.