Jardin America, Acogedora y juvenil

Screenshot_3
Paisajística, joven y multicultural, la ciudad de Jardín América se alza hacia el suroeste de la provincia de Misiones integrando con su belleza y espacios la región turística de Las Misiones. Nacida del sueño visionario de personas originarias de diferentes lugares, este rincón enmarcado por la selva y el misticismo, realiza una extraña conjugación de costumbres resultando el encanto que la hace singular.Jardin America Misiones260115_109968955821978_279107658_n941742_364992190287536_92188817_n

Jardín América es extraña y particular desde su misma estructura urbanística. Cuatro Avenidas diagonales surgen de los vértices de Plaza Colón, su principal pulmón verde, cortando todas las calles de lo que quedaría delimitado como el centro cuadrado de la ciudad; mientras la Ruta Nacional Nº 12 la parte por la mitad convirtiéndose en una importante vía de acceso, tanto desde el norte como desde el sur.

Campings, balnearios, complejos turísticos como el BadenBaden  y Paraiso Lodge   conforman la propuesta turística recreativa de Jardín América permitiendo la penetración en ambientes selváticos e invitando a la aventura con actividades como tirolesa, trekking, mountain bike. La Iglesia Cristo Redentor constituye la atracción en el núcleo urbano exhibiendo una majestuosa imagen tallada en cedro colorado. Pero si existe un atractivo destacable en estas partes de Misiones, ese es el Parque Municipal Saltos del Tabay y su espectacular panorama.

Jardin America Misiones

iglesia-cristo-redentorl, la ciudad de Jardín América ha sido testigo en los últimos años de la afluencia de pobladores jóvenes que la han hecho poseedora de un gran movimiento nocturno en plazas, bares, confiterías bailables y cybers. Una gran oferta de plazas hoteleras y una amplia gastronomía, deudora de las diferentes culturas arraigadas en la zona, completan la cartelera de este rincón de Misionestornándolo una visita ineludible.

Un verdadero paraíso terrenal, Jardín América es un espacio ideal donde disfrutar de la tranquilidad, mientras los más inquietos satisfacen sus ansias de diversión y aventura.