Marcharán por el esclarecimiento de la muerte de Sebastián Gómez

A casi cinco meses de la muerte del motociclista, su familia y amigos preparan nuevas manifestaciones. Reclaman celeridad en la investigación y detención de los culpables

Familiares de Sebastián “Bati” Gómez, el joven motociclista que murió luego de recibir un supuesto golpe que le habría dado un policía de tránsito al no querer detenerse en un control vial, volverán a marchar por justicia a partir de la semana que viene.
La decisión fue confirmada por el padre, Vicente Gómez, motivado por lo que considera “el estancamiento” en la causa que investiga que pasó en esa fatídica madrugada en la que falleció su hijo.

“Todo quedó en el olvido y ni siquiera los testigos claves han sido citados a declarar, por lo que creemos que algo quieren esconder o pretenden que nos olvidemos de todo lo que pasó”, expresó Gómez.

El hombre indicó que se encuentra “en total desacuerdo con el lento accionar de la Justicia. No se investigó nada y todo quedó tan quieto que ni siquiera nos informaron sobre el resultado de la autopsia que tanto reclamamos y eso que somos la familia. Necesitamos saber la causa real de la muerte de mi hijo, que se merece descansar en paz”.

“Pedimos que se esclarezca todo cuanto antes. Estamos muy preocupados y más aún porque agarran a los que cometen robos menores y a nosotros nos tienen de un lado. Vamos a retomar las marchas para que sepan que no nos olvidamos y estamos siempre atentos pidiendo justicia”, mencionó.

En varias oportunidades los familiares y amigos del joven llevaron adelante marchas en pedido de justicia por las calles céntricas de la localidad pero no han tenido el eco esperado en las autoridades.

“Es la forma que tenemos para demostrar que queremos saber la verdad y quienes tuvieron algo que ver con la muerte de mi hijo sean condenados con todo el peso de la ley. El dolor que siente un padre al ver morir a un hijo es indescriptible y por eso, juro que no voy a parar hasta dar con éstos irresponsables que me quitaron a Sebas”.

“Lo mató la Policía”
Sebastián perdió la vida en la madrugada del domingo 15 de septiembre del año pasado, por la supuesta impericia de un policía de Tránsito, que lejos de advertir y proteger, lo habría golpeado mientras circulaba en su motocicleta para evitar que huya del control vial que estaban realizando en pleno centro de esta localidad.
De acuerdo a los testigos que declararon, el chico no resistió el impacto y algunos metros más adelante, despistó y murió al chocar contra un poste de luz, ante la mirada atónita de varias personas que declararon como testigos y ratificaron la denuncia de su papá Vicente después del trágico hecho.
El relato de esas personas fue tan contundente que en cuestión de horas el juez Éctor Acosta, quien está al frente del Juzgado de Instrucción 1 de la Cuarta Circunscripción Judicial con asiento en Puerto Rico, ordenó la detención del suboficial de policía señalado y pocos días después recuperó la libertad, continuando ligado a la investigación.
“Lo que le hicieron no tiene perdón, como familia estamos destrozados. Sabemos que por más que hagamos marchas y la Justicia condene a los culpables, nunca más vamos a tener a nuestro hijo en la mesa, eso nos parte en mil pedazos”, reconoció Gómez.

El accidente
Respecto al accidente, el hombre recordó lo que le describió el amigo de su hijo que iba en la moto como acompañante y fue testigo directo: “No iba rápido y el policía le pegó en la cabeza al ver que no iba a parar, porque no tenía el casco colocado”.
“Mi hijo se inclinó hacia adelante, como desmayado y la moto se aceleró. El amigo notó que iban a tumbar y saltó, pero sin reacción el Bati cayó a pocos metros. Murió en el acto porque golpeó fuerte su cabeza”, detalló.
Teniendo en cuenta esos testimonios, Vicente cargó la responsabilidad contra los policías, al decir que “son soberbios, prepotentes e incapacitados para tratar con las personas. No vamos a parar hasta que se condene a los responsables porque a mi hijo lo mató la Policía”.

Fuente: Elterritorio