COMUNICADO DEL MPL

  1. 10001792_10201507132631520_622625174_o 1781196_462461860549559_1790148908_oEl secretario general del Movimiento Pedagógico de Liberación, Rubén Ortiz, fue liberado hace instantes en Montecarlo, luego de más de tres horas de detención. Una gran movilización se realizó frente a la Comisaría Primera de la localidad para exigir su libertad, y la gente se convocó espontáneamente en diversos puntos de las distintas localidades de la provincia en repudio de la medida.
    Ortiz fue detenido cuando se encontraba en un acampe en la rotonda de acceso a Montecarlo, junto a manifestantes docentes pertenecientes al MPL, y se acercó a conversar con los efectivos del GOE que estaban intimidando a las maestras y profesoras reunidas en el lugar. Alrededor de 50 agentes de esta fuerza especial de la Policía de la provincia lo rodearon y lo esposaron. “Me hicieron pasear por todo Montecarlo, después por Eldorado, y luego me trajeron de nuevo a Montecarlo”, contó el dirigente docente, que también es secretario adjunto de la Central de Trabajadores Argentinos seccional Misiones.
    “Lo más grave de todo es que me inventaron una causa por agresión”, manifestó Ortiz. “Esa causa no existe y quisieron engañarme diciéndome que estaba hecha la denuncia”, agregó.
    Intervinieron en la defensa de Ortiz la abogada Roxana Rivas y un profesional de Eldorado Jorge Eduardo Lacour.
    El Movimiento Pedagógico de Liberación, Sindicato de Trabajadores de la Educación de Misiones, repudia enérgicamente el operativo efectuado por la Policía de Misiones, a las órdenes del ministro de Gobierno Jorge Franco, y denuncia una escalada en la criminalización de la protesta social, que ya se cobró 20 víctimas en los últimos ocho días, a partir del corte del Puente de Garupá que terminó en una brutal represión.
    Al mismo tiempo, el MPL llama a los trabajadores de la educación y a todos los trabajadores en general a no amendrentarse ante los amenazas y los ataques del Gobierno, que demuestra cada vez más su voluntad de reprimir a los luchadores sociales, activistas o simples manifestantes, mientras se llena la boca hablando de diálogo y paz.