La tierra se hundió siete metros en Aristóbulo del Valle y siguen las dudas

 

 

Ocurrió en un monte lindero a una chacra en Colonia La Yerba, cerca de Salto Encantado, donde apareció un pozo de unos 20 por 500 metros. Algunos dicen que “cayó un rayo”, otros hablan “un gran poder sobre natural”.
POSADAS. – Nadie lo puede creer. Para algunos es producto de un fenómeno natural, para otros es sobrenatural. Lo cierto es que la tierra se hundió siete metros removiendo árboles y piedras del lugar dejando una zanja enorme en Aristóbulo del Vallel. Los pobladores tienen dudas.

Ocurrió en un monte lindero a una chacra en Colonia La Yerba, en cercanías a Salto Encantado, en Aristóbulo del Valle, donde inexplicablemente se produjo un pozo de unos 20 por 500 metros de ancho. “Es un gran poder sobrenatural”, escribió uno en Facebook y otro respondió “Fue un rayo que destruyó todo”.

Lo cierto es que Guillermo Klyniauk, de Aristóbulo del Valle, se le animó a la investigación y descubrió el misterio en el lugar al que nadie quería acercarse, pero que todos hablaban. El joven se internó en la espesura verde del monte misionero y cámara en mano logró retratar el extraño fenómeno que hasta el momento no tiene explicación

Según el joven, el hecho habría ocurrido en Semana Santa, en medio de una gran tormenta de lluvia y descargas eléctricas, pero fue descubierto días después por los propietarios de las tierras afectadas. Guillermo es secretario de la Feria Franca de Aristóbulo del Valle y se enteró de la novedad recorriendo la zona.

“Los vecinos dicen que el jueves de Semana Santa se escucharon dos tiros de escopeta en el aire y un temblor, pero había muchos rayos y descarga eléctrica, así que no le dieron importancia”, contó Klyniauk en Facebook.

El dueño de la chacra donde ocurrió el fenómeno se apellida Dávega y su terreno llega hasta el arroyo Arazá, por la ruta provincial Nº 9, cerca de Colonia Pindaytí, en el municpio de Aristóbulo del Valle.

En la zona del cráter hay arboles que fueron desenterrados enteros de raíz y piedras removidas que quedaron en la superficie. “Es como que algo cayó en el lugar y fue sacando tierra al salir… fue marcando el camino hasta el arroyo, después cayeron algunos árboles al costado del pozo”, señaló.

EN 2011 TAMBIÉN. En el año 2011 en la localidad de Colonia Aurora también había ocurrido algo similar cuando se informó del hundimiento de dos hectáreas de tierra en el kilómetro 14 de la ruta provincial 222, en esta localidad. En esa oportunidad, centenares de personas se acercaron al lugar para observar las consecuencias del misterioso fenómeno.

Impactados por la noticia, pobladores de localidades aledañas y de otros puntos de la provincia fueron hasta el predio afectado para saciar su curiosidad, tomar fotografías o filmaciones para mostrar luego a familiares y amigos.

Con el correr de laa horas, llegaron al lugar algunos técnicos del mInisterio de Ecología, para determinar a través de GPS la ubicación del área que abarcó el fenómeno. De algunos de ellos se escuchó decir -después de observar el lugar- que lo ocurrido “pudo haber sido un deslizamiento de la tierra”, pero de todas formas los pobladores insisten en la necesidad de saber “con exactitud lo que pasó”.

Finalmente, se llegó a la conclusión que lo sucedido fue un proceso natural que generalmente lleva muchos años para producirse pero en este caso las lluvias y tormentas de los últimos días, el intenso desmonte, sumado al embalse de agua que se pudo observar aceleraron el proceso de degradación.

Es importante destacar además que no se trataron de dos hectáreas tal como se difundió sino que según los datos arrojados de mediciones GPS el ancho no es mayor a los 70 metros, las rocas y fragmentos de tierra deslizaron hasta 100 metros debido a que el terreno presenta características de pendiente natural.

OPINIÓN. En esa oportunidad, en entrevista con PRIMERA EDICIÓN, el geólogo José Portaneri explicó que lo ocurrido en la chacra de los Taschetto “es un deslizamiento de tierra provocado por varios factores. Nos enteramos y la gente dice que hubo una lluvia importante en la zona, justamente momentos antes de que ocurriera este deslizamiento”. “Por otra parte, los mismos lugareños y los propietarios de la chacra dicen que ellos habían hecho unos desmontes y habían sacado los árboles de esa zona y al fondo del lugar donde ocurrió este deslizamiento hay un arroyo.
Entonces, si se suma el agua que se infiltra y que le ayuda con el deslizamiento de la tierra, el desmonte, el haber sacado la vegetación que todos sabemos que contribuye con la estabilidad del suelo, se van sumando factores que de pronto pueden explicar que el suelo se haya deslizado”, sintetizó.