SE COMPLICA EL VIAJE DE ULISES A ALEMANIA

www.youtube.com/watch?v=LQZL6furxN0#t=204
Ulises Morel tiene 17 años, es de Jardín América y es el único argentino que este año obtuvo una beca parcial del Gobierno de Alemania para estudiar en ese país. Pero el sueño del adolescente chocó con la realidad económica de su humilde familia y de funcionarios que miraron para otro lado cuando peregrinó por oficinas oficiales en busca de los 24.000 pesos que le faltan reunir.

 

Ulises Morel, de 17 años, fue uno de los 8 elegidos por el Instituto Goethe, entre 325 competidores del mundo, pero no cuenta con el dinero que requiere para viajar. Es abanderado en la Escuela Provincial de Educación Técnica 7 de Jardín América, a 100 kilómetros de Posadas– y su sueño de convertirse en médico de la Cruz Roja lo llevaron a ser elegido para perfeccionar el idioma alemán durante un año. El adolescente contó que esta beca le permite en un futuro volver a acceder a otro beneficio similar para terminar su carrera universitaria en Alemania.

Es hijo de un obrero que trabaja en una procesadora de té y tiene otros ocho hermanos. Cuando le anunciaron que había sido el ganador de la beca, tuvo sentimentos encontrados porque sabía que le resultaría imposible juntar los 40 mil pesos necesarios para completar su estadía en suelo alemán.

“Debo recaudar una suma para completar el total del costo del viaje. Apelo a la colaboración de la gente para poder reunir lo que me falta”, dijo con cierta tristeza al diario Clarín.

Para poder concursar por la beca, Ulises tuvo que rendir un examen internacional de idioma alemán. Después armó una presentación en power point en la que contaba que su sueño era ser médico y trabajar para la Cruz Roja, ya sea asistiendo a heridos en conflictos bélicos o en catástrofes naturales. “En febrero me avisaron que resulté ganador y fui el único argentino elegido. Me llamaron pasado el mediodía y me preguntaron qué estaba haciendo y cómo estaba el clima en Misiones… Al principio me resultó muy raro pero les dije que hacía mucho calor y entonces me dijeron que debía prepararme porque en Alemania me esperaban muy bajas temperaturas”, recordó.

Ulises fue uno de los 325 estudiantes de 44 países del mundo que participaron de la convocatoria internacional organizada por el Instituto Goethe. Desde Jardín América admite que sus padres se alegraron con la noticia “pero es imposible para mi familia hacerse cargo del porcentaje de dinero que no cubre la beca”, se sinceró.