Terror por presunto regreso de un caníbal en Santo Pipó

 

Creen que el asesino de un changarín en medio de un pacto satánico, ronda la colonia cercana a la localidad. Aseguran haberlo visto deambular.
Mariano Ewerling. | El tío del presunto endemoniado asesino muestra con miedo la pared de las marcas. | Foto: Natalia Guerrero

La muerte de un hombre de Campo Viera en manos de un miembro de una supuesta secta satánica potenció el miedo de los habitantes de la tranquila colonia El Cedral, en Santo Pipó, por el supuesto regreso de un joven que mató, descuartizó, quemó y comió partes de esa persona en medio de un ritual.

Si bien el hecho ocurrió a fines de noviembre de 2011 y el llamado caníbal fue detenido, el rumor sobre su liberación corre fuerte en la zona, tanto, que algunos pobladores de este pequeño lugar aseguran haberlo visto deambulando sin rumbo fijo y con una cruz en sus manos.

Es que el muchacho -practicante de la magia negra- varias veces prometió volver para terminar con el sangriento trabajo: matar a tres personas de su entorno y prenderle fuego como ofrenda a quien adora como ser supremo y que lo gobernaba desde la oscuridad.