La crecida del Paraná dividió a la isla de Apipé en dos y ya hay evacuados

Ayer, las autoridades correntinas comenzaron con el traslado de familias y ganado de la isla que se encuentra ubicada frente a la represa de Yacyretá Miércoles 11 de junio de 2014 | 10:33 Emergencia. | Desde ayer, el ganado de la Isla Apipé empezó a trasladarse a tierra firme. Luego de la apertura de las compuertas de la represa Yacyretá, el nivel del río Paraná se elevó considerablemente superando el límite para comenzar las tareas de evacuación. El lunes por la mañana la altura llegaba a l,80 metros y ahora la altura ya supera los cuatro metros, según el Registro de altura de los ríos de la Prefectura Naval Argentina. Por el caudal del rio, la Isla Apipé quedó dividida en dos partes. En ese contexto, las autoridades del municipio de San Antonio, donde se ubica la isla, comenzaron con las tareas de evacuación de familias y ganado. De acuerdo a lo informado por la intendente Mónica Romero “hay muchas personas que no querían abandonar su casa pero después desistieron de su postura”. Los afectados fueron alojados en el G3 y el club del barrio General San Martín de Ituzaingó. Luego se entregaron las provisiones tanto para las personas como para los animales, en caso de que la necesiten. Y para completar la preparación se cuenta con los vehículos listos, tanto terrestres como acuáticos, para ayudar a traer sus pertenencias. La Municipalidad entregó víveres, agua, ropa, medicamentos y suministros de todo tipo. Como no se conoce el tiempo que estarán evacuados también se pidió la colaboración de toda la comunidad para juntar alimentos, calzados, ropa, colchones, agua y elementos que sean de utilidad para estas familias; los insumos podrán acercarlos a la Municipalidad o al centro cultural. Por otra parte el director de Defensa Civil de Corrientes, Eulogio Márquez llegó ayer a la ciudad para llevar ayuda a los damnificados de la isla y también recorrer la zona afectada para próximas ayudas. Lo rescatable de esta crecida es que se contó con un poco más de tiempo para prepararse, pero todavía no se sabe la cantidad de evacuados y las pérdidas exactas ocasionadas.