Un mes después, llegó el acuerdo con los tareferos

 

 

Foto: R. Saldaña

La Provincia aportará un millón y medio de pesos para los trabajadores a los que la Anses no quiere devolver las asignaciones descontadas en 2009 y 2009.

 

Un mes después de iniciarse la “Marcha de los olvidados” en la causa que llevan adelante los tareferos contra la Administración Nacional de Seguridad Social (Anses), tras los descuentos compulsivos en sus asignaciones familiares en 2008 y 2009, el Gobierno provincial se preocupó por la situación de los trabajadores rurales que acampaban en la vereda del organismo nacional y decidió otorgarles un millón y medio de pesos para que se levante la protesta.

Será una ayuda de emergencia para 124 familias que quedaron afuera de los pagos ordenados por la Justicia pero que la Anses se niega a hacer efectivos hasta que no haya una sentencia firme a la apelación presentada por el propio organismo.

El acta acuerdo se firmó en la oficina de Salud Pública al mediodía de este miércoles, a partir de lo cual los tareferos levantaron la medida de fuerza y liberaron la vereda, pero advirtiendo que seguirán en la capital provincial a la espera de que se deposite el dinero.

De todas maneras, la causa judicial continúa.