Reflexión dominical de Monseñor Martinez

Screenshot_25
Creo que es justo afirmar, que se va dando un fortalecimiento de la comunión de bienes y de la solidaridad en nuestras comunidades. Fruto de esta práctica viven muchas actividades que desarrollamos en la acción evangelizadora de la Iglesia y en la promoción humana. También lo podemos apreciar a esto en la misma sociedad civil, donde por diferentes fragilidades sociales, dichas formas solidarias entre familiares y amigos permiten que muchos puedan sobrevivir.