En Oncativo, un colegio primario aplicó el juego para enseñar geometría y luego empezó a practicarlo en los recreos.

En Oncativo, un colegio primario aplicó el juego para enseñar geometría y luego empezó a practicarlo en los recreos. Los docentes destacan que, desde entonces, la relación entre los alumnos se optimizó. La experiencia obtuvo una distinción en la Feria de Ciencias.
Sorprendidas. Las maestras de la escuela José María Paz no pueden creer que los chicos les pidan los tableros para jugar ajedrez en los recreos. La práctica del juego-ciencia ha mejorado la relación entre los alumnos de todos los grados (La Voz).
Sorprendidas. Las maestras de la escuela José María Paz no pueden creer que los chicos les pidan los tableros para jugar ajedrez en los recreos. La práctica del juego-ciencia ha mejorado la relación entre los alumnos de todos los grados (La Voz).

Oncativo. Docentes de la escuela primaria José María Paz aseguran que desde que los alumnos empezaron a jugar al ajedrez en los recreos, mejoró la relación entre ellos. Y destacan que ahora se integran más y mejor entre varones y mujeres y entre alumnos de distintos grados.

En principio, el proyecto sólo pretendía enseñar geometría con el tablero de ajedrez. Para eso primero hubo que enseñarles las reglas del juego. Después, llegaron las sorpresas.

Los chicos comenzaron a jugar ajedrez en los recreos y las maestras percibieron que mejoraban los vínculos entre ellos.

El hecho fue advertido por los docentes a cargo de cuidar a los chicos en los recreos, a los tres meses de haberlo implementado. “Notamos que empezaron a llevarse mejor fuera del aula”, dijo una docente.

Para Norma Ferreyra, una de las mentoras del proyecto, la gran concentración que requiere el juego hizo que los alumnos mejoraran su relación. “Cada vez hay menos estudiantes divirtiéndose con juegos violentos. Toca el timbre para el recreo y vienen a pedirnos los tableros. Es sorprendente”, dijo. Aunque aclaró que milagros no hay: “Algunas agresiones entre chicos sigue habiendo”.

Ferreyra contó que al comienzo eran pocos los niños que se entretenían con el juego-ciencia. “Con el tiempo se fueron sumando y después, como ya no teníamos más tableros en la escuela, empezaron a traer de sus casas”, señaló.

Las maestras notan que entablaron un vínculo más cercano entre varones y mujeres, que antes estaban separados, debido a los tipos de juegos con los que se divertían. También se integraron alumnos de distintos grados, ya que empezaron a enseñarse el juego entre ellos, destacan las docentes.

Los propios chicos reparten volantes con la leyenda “jaque a la violencia en los recreos”, en los que además resaltan los beneficios de jugar al ajedrez. Entre otros, mencionan el aumento de la capacidad de concentración y el desarrollo de la memoria.

Por otra parte, comenzaron a participar de encuentros de ajedrez dentro y fuera de la escuela, dado el interés que les generó el juego. “Han llegado a la final niños con problemas de conducta o con adecuación curricular”, enfatizó Susana Del Vecchio, a cargo de la materia de Lengua.

En octubre próximo los dos primeros de cada turno participarán de un encuentro nacional de ajedrez en Mendoza.

El proyecto

La iniciativa empezó a implementarse en 2013 con estudiantes de 6º grado y luego se amplió a 4º y 5º. “La idea original –contó Mercedes Rosas, maestra de Matemáticas– era enseñarles geometría jugando al ajedrez para que la materia fuera más entretenida. Es que advertíamos que era la parte de Matemáticas que menos les gustaba”, indicó. “Notamos que de esta manera asimilaban mejor los contenidos”, destacó.

Dados los buenos resultados obtenidos, extenderán el proyecto a toda la escuela, de más 400 niños. “La idea es contagiarlo y que se aplique en otras escuelas”, agregó.

También propusieron que en los próximos Juegos Olímpicos Municipales, que se realizan todos los años en esta ciudad, se incluya ahora el ajedrez.

El proyecto consiguió el primer puesto en la última Feria Zonal de Ciencia y Tecnología que se realizó en Río Segundo, y participará de la instancia provincial.

En detalle
Reciclaje. Dada la alta demanda de tableros y piezas de ajedrez por parte de los alumnos, empezaron a hacerlos ellos mismos con material reciclado durante las jornadas extendidas. Así, una tapa de agua o un envase de yogur se convirtieron en un peón o en un caballo, generando de paso conciencia ecológica en los niños.

Distinción. El proyecto consiguió el primer puesto en la última Feria Zonal de Ciencia y Tecnología que se realizó en Río Segundo, y participará de la instancia provincial.

Propuesta. Los docentes propusieron que en los próximos Juegos Olímpicos Municipales, que se realizan todos los años en Oncativo, se incluya ahora el ajedrez.