Científicos alemanes demuestran que hay vida después de la muerte

Un equipo de psicólogos y médicos asociados a la Technische Universität de Berlín, ha anunciado esta mañana que probaron por experimentación clínica, la existencia de alguna forma de vida después de la muerte.

Experiencias cercanas a la muerte

Experiencias cercanas a la muerte han sido la hipótesis en varias revistas médicas en el pasado, como tener las características de las alucinaciones, pero el doctor Ackermann y su equipo, por el contrario, considerarlos como evidencia de la existencia de la otra vida y de una forma de dualismo entre la mente y el cuerpo.

Este sorprendente anuncio se basa en las conclusiones de un estudio utilizando un nuevo tipo de supervisión médica en experiencias cercanas a la muerte, que permite inducir a pacientes a una murte clínica durante casi 20 minutos, para luego devolverles la vida.

Este controvertido proceso que se repitió en 944 voluntarios más que los últimos cuatro años, requiere una compleja mezcla de drogas incluyendo la epinefrina y la dimetiltriptamina, destinadas a permitir que el prosedimiento no deje secuelas en los pacientes sometidos a ésta técnica.

La duración del experimento se puede llevar a cabo durante un poco más de 18 minutos gracias a la utilización de una máquina cardiopulmonar llamada AutoPulse. Un equipo que ya ha sido utilizado en los últimos años, para reanimar gente que había muerto entre 40 minutos y una hora.

El equipo de científicos dirigido por el Dr. Berthold Ackermann, ha supervisado las estadísticas y se han recopilado los testimonios de los pacientes que participaron de la experiencia.

Aunque existen algunas ligeras variaciones de un individuo a otro, todos elos tienen algunos recuerdos de su período de muerte clínica, y una gran mayoría de ellos describió algunas sensaciones muy similares.

La mayoría de los recuerdos comunes incluyen una sensación de desprendimiento del cuerpo, sensaciones de levitación, serenidad, seguridad, calidez, la experiencia de la disolución absoluta, y la presencia de una luz inmensa.

Los científicos dicen que son muy conscientes de que las conclusiones de éste estudio podrían sorprender a mucha gente, como el hecho de que las creencias religiosas de los diversos temas no poseen incidencia alguna en los testimonios, a pesar de que los voluntarios son de un variado perfil de creencias entre las cuales se encuentran la religión cristiana, la musulmana, la judía, la hindú y hasta un grupo de ateos.

“Sé que nuestros resultados podrían perturbar las creencias de muchas personas”, dice el Dr. Ackermann. “Pero en cierto modo, estamos respondiendo a una de las preguntas más grandes en la historia de la humanidad, así que espero que estas personas sean capaces de perdonarnos. Sí, hay vida después de la muerte y parece que esto se aplica a todo el mundo “.