Murió otro bebé: intervienen el Hospital de Jardín América

La mujer habría ingresado el jueves temprano para tener a su bebé al hospital de Jardín, pero al mediodía fue derivada a Posadas.
• Estela Fernández ingresó el jueves temprano al nosocomio • Fue derivada al mediodía al Materno donde le hicieron una cesárea • Su beba nació muerta •

JARDÍN AMÉRICA. Otra vez, la historia de una mujer que el jueves fue a dar a luz a su hija en el hospital de esta localidad, terminó con un final trágico. La madre ingresó al nosocomio a la mañana temprano -cerca de las 7- para tener a su beba pero, por razones que aún se investigan, el parto se demoró y ya cerca del mediodía fue derivada al hospital Materno Neonatal de Posadas donde le practicaron una cesárea. La beba -a la que sus padres soñaban inscribirla con el nombre de Priscila- no sobrevivió y la mamá quedó en estado crítico en Terapia Intensiva de ese centro asistencial.
Según los primeros datos que pudo recabar PRIMERA EDICIÓN, la familia de la infortunada madre, cuyo nombre es Estela Fernández, aguarda que la joven salga de su estado crítico para denunciar lo sucedido. Adelantaron que en el hospital de Jardín América habrían demorado la cesárea porque “negociaban” con la humilde familia el pago de esta práctica que, como en cualquier otro hospital, debe ser absolutamente gratuita.

Intervención de Salud Pública
El ministro de Salud Pública, Oscar Herrera Ahuad, se enteró del caso este jueves 11 a través de una consulta realizada por PRIMERA EDICIÓN. Ese mismo día, por la tarde, ordenó que se inicie la investigación correspondiente y designó al director de zona Daniel Silva a cargo de la dirección del hospital hasta tanto termine la investigación de lo sucedido con esta paciente y su bebé.
Este viernes viajaron a esa localidad el subsecretario de Salud, Germán Bezus; y el subsecretario de Atención Primaria y Salud Ambiental, Martín Cesino, que son integrantes del Comité de Mortalidad Materno Infantil. “Queremos saber qué ocurrió, cuánto tiempo estuvo la paciente en el hospital, porqué no se le hizo allí una cesárea, las razones por las que fue derivada al Materno… no podemos emitir una valoración o diagnóstico de lo sucedido en forma apresurada, pero si hubo fallas en el proceso o detectamos algún tipo de irregularidad no tengan dudas que actuaremos sobre los responsables”, anticipó ayer el ministro Herrera Ahuad a este Diario.

Intervención temporal
Aunque la conducción del hospital quedó a cargo del director de Zona, no fue separado del cargo el director del nosocomio, Humberto Arnaldo Rizzotti, quien asumió en octubre de 2011. “La permanencia de Daniel Silva en la dirección del hospital de Jardín se extenderá todo el tiempo que dure la investigación de este caso a fin de garantizar la transparencia de la misma”, detalló el funcionario quien ordenó además que no se realice ninguna cesárea en ese nosocomio hasta que finalice la investigación.

¿Qué sucede en el
hospital de Jardín?
Otra vez, el hospital de esta localidad está en el ojo de la tormenta. Y, coincidencia o no, las denuncias tienen muchas cosas en común: mamás con embarazos controlados que van a dar a luz y surge en el momento alguna complicación por la que se requiere una cesárea que se demora o no se practica. El motivo de esta demora (que no sólo es una “tortura” para las madres que, al menos en los casos denunciados, además perdieron a sus bebés) sería el intento de cobro de la cesárea.
A través de los medios se conocieron los casos de Alicia Monzón y Ramona Cáceres, el primero ocurrido en agosto de 2012 y el segundo apenas un mes después. Ambos en el hospital de Jardín América.
Las historias de Alicia y Ramona son casi idénticas y ambas están en la Justicia. Ellas denunciaron que se negaron a hacerles la cesárea porque sus familias no tenían el dinero que pedían en ese momento. Según contó el papá de Alicia a PRIMERA EDICIÓN, intentó que le recibieran su moto como parte de pago de la cesárea. Alicia y Ramona quedaron con los pechos llenos. Benjamín y Pedro respectivamente, se llamaban esos hijos a los que aún lloran.
Hace un año, aproximadamente, Alicia y Ramona unieron su lucha por el parto respetado (garantizado por ley en Argentina) con Paula Pisak, una docente que quedó sorda y parapléjica luego de dar a luz a su bebé en una clínica privada de Jardín América.
Por sus historias y la lucha conjunta, se las conoce como “las madres del dolor” y, pese a los compromisos mediáticos asumidos por el director del hospital de Jardín América, ellas cuentan que las tratan muy mal y les piden que se retiren del nosocomio cuando van a informar a las mamás sobre sus derechos.
FUENTE DIARIO PRIMERA EDICION