Un bebé y su madre luchan por vivir tras un traumático parto

Una joven de 15 años, el domingo, fue al hospital de Jardín América para dar a luz, por presuntas complicaciones debió ser derivada a Posadas

Una vez más, la historia de una joven madre que el domingo fue a dar a luz a su segunda hija en el Hospital de Área de la localidad de Jardín América, terminó con un final que roza la fatalidad.

La posible víctima, tiene 15 años y cursaba un embarazo de 31 semanas cuando ingresó al nosocomio a la mañana (cerca de las 8) para tener a su beba de manera prematura. Pero por razones que aún se desconocen el parto se demoró y cerca del mediodía fue derivada de urgencia al Hospital Materno Neonatal de Posadas.

Al nosocomio capitalino llegó minutos después del mediodía en una ambulancia de la Red de Traslados en estado de inconsciencia y de acuerdo a fuentes cercanas a la familia, perdió mucha sangre en el camino.

Por ese motivo y ante el terrible cuadro clínico, los médicos de turno le practicaron una cesárea de urgencia logrando salvar a su prematuro bebé, que actualmente se encuentra internado en estado crítico y con asistencia respiratoria mecánica en el servicio de Neonatología del Madariaga, mientras que la madre fue trasladada a terapia intensiva de un sanatorio del microcentro posadeño.

Según los primeros datos que pudo recabar El Territorio, la familia de la infortunada madre es oriunda de Villa Urquiza -distante doce kilómetros de Jardín América- y por estas horas aguarda esperanzada a que la joven salga de su delicado estado para denunciar lo sucedido ante la Justicia.

No encuentran justificativos a la demora en la atención que se le habría otorgado en el hospital local, por eso el deseo de los familiares es denunciar el hecho.

Recambio
El nuevo episodio de violencia obstétrica que involucró a una parturienta atendida en el hospital de ésta localidad, sucedió a menos de una semana de la asunción de las nuevas autoridades, cuyo cambio, justamente, fue motivado por el fallecimiento de un recién nacido a principios de este mes.

El jueves 11 se inició la investigación correspondiente por el deceso de la criatura que acababa de nacer. En esa jornada, el ministro de Salud Oscar Herrera Ahuad designó al director de zona, Daniel Silva, a cargo de la dirección del nosocomio hasta tanto termine la investigación de lo sucedido con la paciente y su bebé.

A través de los medios de comunicación se conocieron una veintena de casos similares y el común denominador de la mayoría de las denuncias que se realizaron es que se habrían negado a hacerles la cesárea porque sus familias no tenían el dinero que pedían los galenos en el momento de la atención.

“No a la violencia obstétrica”
Hace un año, aproximadamente, muchas de las madres que aún lloran a sus hijos muertos por falta de atención, unieron su lucha por el parto respetado (garantizado por ley en Argentina) con Paula Pisak a la cabeza. Docente que quedó sorda y parapléjica luego de dar a luz a su bebé en una clínica privada de esta ciudad.

Justamente, el jueves pasado realizaron una manifestación pacífica frente al Hospital de Área para pedir la destitución de médicos y enfermeras de sus cargos por ser responsables de las muertes que se han denunciado, con el lema “no a la violencia obstétrica”.

“No estamos diciendo que todos los médicos de Jardín son malos o todas las enfermeras malas, cabe aclarar que no es un pedido generalizado ni lleva nombres y apellidos en la invitación a llevar adelante esta lucha, más bien, quienes padecieron esta violencia y quienes la realizaron, saben bien los nombres y apellidos de los responsables”, aclaró Pisak el mismo día de la manifestación.