Por el virus del ébola, planifican el primer simulacro en Posadas

Salud Pública definirá hoy el día del operativo preventivo. Se realizará en el aeropuerto e intervendrán áreas sanitarias y de seguridad.

Las autoridades sanitarias de Misiones definirán hoy el día que se realizará el primer simulacro en la ciudad de Posadas de cómo actuar en el caso de detectar a una persona con la probabilidad de ser portadora del virus del ébola, según confirmó ayer el propio ministro de la cartera sanitaria, Oscar Herrera Ahuad.

El nuevo operativo de prevención se concretará días después de haber entrado la alerta en toda la región, al conocerse que un hombre procedente de África -con síntomas probables de la enfermedad- habría ingresado a Misiones por la frontera seca entre Bernardo de Irigoyen y la ciudad brasileña de Dionisio Cerqueira.

Si bien la Dirección Nacional de Migraciones luego confirmó que no había registros del ingreso de Souleymane Bah, de 47 años a la Argentina, las autoridades misioneras no descartaron que sí lo haya hecho de manera no oficial, teniendo en cuenta las características especiales geográficas entre las localidades de Bernardo de Irigoyen y Cerqueira, divididas tan solo por un bulevar.

El mismo sábado se supo oficialmente desde el Ministerio de Salud de Brasil, que la primera muestra realizada al paciente sospechoso dio negativo, por lo que la tranquilidad volvió a la región.

Pero de todas formas, durante el pasado fin de semana, el representante de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), en la Argentina, el italiano Pier Paolo Balladelli, pidió al Ministerio de Salud de la Argentina que se realicen de inmediato simulacros a nivel nacional y provincial.

“Nosotros ya habíamos hecho uno hace quince días en Puerto Iguazú, ahora también estamos programando otro en Posadas”, afirmó ayer a El Territorio el ministro de Salud de la Provincia, Oscar Herrera Ahuad.

Respecto de la fecha precisa, indicó que hoy se reunirán con todos los integrantes de la cartera, involucrados en el proceso y mecanismos de prevención, para definir la fecha del simulacro.De acuerdo a lo detallado, el simulacro se realizará con las autoridades del aeropuerto General San Martín y con las de los hospitales de baja y alta complejidad de Posadas. Además, trabajarán en conjunto todos los equipos de seguridad, es decir, Bomberos, Policía y las unidades de traslados debidamente equipadas.

El propio Oscar Herrera detalló que en el caso de darse un caso probable en la ciudad de Posadas, “acá se lo detecta, se lo acondiciona con las primeras intervenciones y luego lo buscan desde Buenos Aires. Si es pediátrico será internado al Hospital Garrahan y si es adulto irá al Hospital de El Cruce, en Florencio Varela…, es decir no queda en Misiones”.

“Una gran aldea”
“Hoy en día, estamos todos en una gran aldea, todo está súper conectado, y en tres días una persona de Liberia puede encontrarse en Formosa o Tierra del Fuego”, aseguró el médico italiano Baladelli, representante en Argentina de la OPS y la OMS.

Respecto del grado de preparación que tiene la Argentina frente a la llegada de un eventual caso de ébola, opinó que “está muy atenta a lo que son las disposiciones del reglamento sanitario internacional de la OMS y OPS”.

“Me siento muy tranquilo de que se está tomando muy seriamente el tema y se están afinando todos los procedimientos con las recomendaciones”, indicó y destacó que la realización de simulacros permitirá “anticipar cualquier tipo de dificultad. Tenemos que evacuar todas las posibles dudas a través de los ejercicios operativos”, aseguró en Buenos Aires.

El italiano, además, cree que a la Argentina esta enfermedad puede llegar el próximo año.

Definición de caso sospechoso
Paciente que presente o haya presentado fiebre (38°) y alguno de los siguientes antecedentes epidemiológicos:
• Contacto con caso de Enfermedad por virus Ébola (EVE) en los 21 días anteriores a la aparición de síntomas.
• Viaje a regiones con transmisión activa de virus Ébola durante los 21 días previos a la aparición de síntomas.
• Contacto directo con restos humanos o muestras de laboratorio recolectadas de casos sospechosos de EVE durante los 21 días previos a la aparición de los síntomas.

El protocolo y sus cuatro escenarios
Según se especifica en el protocolo para el manejo y notificación de casos sospechosos y contactos de Enfermedad por Virus del Ébola (EVE), hay cuatro escenarios específicos que las autoridades y médicos deberán tener en cuenta.

El primero de ellos es para el caso de un ciudadano argentino detectado en el exterior. Intervendrán Cancillería, Fuerzas Armadas o de seguridad y se notificará al Ministerio de Salud de Argentina. Luego se dispara el vuelo sanitario y la recepción se realizará con el equipo de la Dirección Nacional de Emergencia Sanitaria (Dinesa), para finalmente trasladar al paciente al Hospital Militar, al Garrahan o a El Cruce, de Florencio Varela.

En el segundo escenario se contempla al caso sospechoso que llega en vuelo internacional al aeropuerto de Ezeiza o en buque con destino al puerto de Buenos Aires. En esta situación, la tripulación de la nave notificará a la Dirección Sanidad de Fronteras, en su punto de entrada. Sanidad de Fronteras evaluará e identificará a contactos del caso en área especialmente asignada en el punto de entrada e informará a la Dirección de Epidemiología del Ministerio de Salud de la Nación.

En el siguiente paso, en el caso de ser extranjero, se informará al país de origen y se realizará un seguimiento telefónico por epidemiología de jurisdicción donde se encuentre. Si el paciente sospechoso es argentino, se informará a Epidemiología de jurisdicción de destino para seguimiento telefónico. Los centros de atención serán los mismos que se describen en el primer escenario y para los restantes escenarios.

Precisamente, en cuanto al escenario tres, se aborda la posibilidad de un caso sospechoso de ébola en un avión o barco internacional con destino o puerto diferentes a Ezeiza o Buenos Aires. La tripulación de la nave notifica a Dirección Sanidad de Fronteras y de la misma forma esa área lo hace con la Dirección de Epidemiología de la provincia correspondiente. Se concreta el traslado a los centros designados por cada provincia y concretar la identificación y seguimiento del caso sospechoso durante al menos 21 días. En el caso de ser extranjero se realiza el contacto con las autoridades del país de origen, siempre con el seguimiento del caso.

En el escenario cuatro, se contempla la posibilidad de que el caso sospechoso de ébola, que habiendo ingresado asintomático al país, consulta a un establecimiento de salud.

El equipo de salud notifica a la autoridad sanitaria jurisdiccional de cada provincia. El traslado se concreta al centro de atención designado por la autoridad sanitaria provincial. Se identifica y se siguen los contactos del caso sospechoso por al menos 21 días.

Canadá prueba una vacuna
Una vacuna experimental para el ébola elaborada en Canadá, que resultó promisoria en pruebas en primates, comienza a probarse clínicamente en seres humanos en Estados Unidos, se informó ayer.

La vacuna será aplicada a individuos saludables para determinar cómo funciona, si tiene efectos secundarios y cuál es la dosis adecuada, dijo la ministra de Salud, Rona Ambrose.

“La vacuna canadiense suministra grandes esperanzas y promesa debido a que demostró ser ciento por ciento efectiva para prevenir la propagación”, afirmó la canadiense.