Jardín América, sin luz ni agua durante días por distintas fallas

El fin de semana los cortes de energía dejaron sin reservas de agua a la cooperativa. Luego se detectaron dos roturas en un caño de impulsión.

Los sucesivos cortes de luz, las altas temperaturas, dos roturas en un caño de impulsión y la posterior tormenta generaron varios inconvenientes a los administradores de la red de distribución de agua potable de la ciudad y a los operarios y técnicos de la Cooperativa de Servicios Públicos Limitada de Jardín América.

Todos los agentes debieron trabajar desde el viernes y durante todo el fin de semana para subsanar los problemas que fueron surgiendo a medida que pasaban los días y las condiciones del tiempo no mejoraban.

El gerente de la cooperativa, Ernesto Faccendini, explicó a El Territorio que “tuvimos un fin de semana complicado donde se sumaron varios problemas que empezaron el viernes, con un prolongado corte de energía que nos encontró el sábado con las reservas de agua menguadas. Y justamente el sábado a la mañana también se produjo una rotura en el caño de impulsión muy cerca del arroyo Tabay. Inmediatamente el personal fue a intervenir en la reparación pero la tormenta que se desató en ese momento complicó el trabajo, que llevó varias horas, y pudimos terminarlo recién a las tres de la tarde, hora en que pudimos retomar el bombeo”.

Siguiendo con la crónica de un fin de semana complicado, Faccendini detalló que “una vez puesto en funcionamiento el caño de impulsión notamos un muy bajo rendimiento y supusimos que se debía a la cantidad de barro y basura que había entrado a la estación de toma en las horas en que estuvo parado el bombeo, pero luego de un par de horas y viendo que no mejoraba el rendimiento de la producción, comenzamos a buscar otra pérdida, lo que nos llevó a las horas de la noche sin resultados”, dijo el ingeniero.

El domingo a la madrugada los operarios de la cooperativa salieron a hacer un rastrillaje a pie para localizar la pérdida, que finalmente fue localizada en un bañado, lo que hizo más dificultosa la localización del inconveniente, por las características del terreno, ubicado en la zona de la ruta provincial 7 y la línea de alta tensión.

Una vez localizada la rotura, se iniciaron trabajos de rellenado en la zona, ya que el tipo de suelo impedía el ingreso de las máquinas necesarias para arreglar el caño. Para repararlo, debieron proceder al desagote de caño, lo que les insumió casi dos horas. Cerca del mediodía del domingo pudieron, finalmente, volver a ofrecer el servicio normalmente y trabajar a pleno.
La ciudad de Jardín América fue recuperando el servicio paulatinamente el domingo a la noche, y algunos barrios el lunes a la mañana.