Un rayo cayó en el poste de luz frente a su casa y por el impacto varios trozos de madera se dispararon por el aire

El hecho ocurrió ayer en Garupá minutos después de las 17 en pena tormenta eléctrica. La docente Yanet Gral quien se encontraba en su casa junto a su esposo y sus dos hijos relató “fue un susto terrible y si bien no hubo lastimados quedamos con un zumbido en los oídos por varias horas”.

Los fenómenos metereológicos que se presentan estos días en nuestra provincia con tiempo inestable, lluvias abundantes y tormentas eléctricas mantiene a muchos vecinos en alerta. Ese fue el caso de Yanet quien al ver la tormenta que se avecinaba desconectó todos los elementos eléctricos de su casa salvo el teléfono inalámbrico y el televisor.

“Todavía teníamos luz cuando de repente escuchamos el ruido ensordecedor. La explosión se dio exactamente en el poste de luz haciendo que la madera vuelve en mil pedazos e incluso se pudo encontrar residuos en casas contiguas”, contó la docente.

Inmediatamente se cortó el suministro de energía y ni bien escampó pudieron salir a ver que había pasado. Lo primero fue el alivio al saber que nadie había resultado herido y luego la charla con los vecinos quienes manifestaron que ya se presentó nota a la intendencia de Garupá solicitando un pararayos para el lugar. “Una vecina presentó una nota y ahora vamos a hacer otra adjuntando las fotos de cómo quedó el poste”, dijo Yanet.

Si bien fue una desgracia por suerte y la familia cuenta con un seguro que cubriría los electrodomésticos, lo que llama la atención es la cantidad de tormentas fuertes con innumerables descargas eléctricas que se dieron durante los primeros días del año y también alerta a todos a resguardarse cuando el tiempo se pone feo.