Jorge Suligoy debuta en la pantalla chica

RECIBIÓ ELOGIOS POR PARTE DE VÍCTOR LAPLACE

Ya comenzó la filmación de los capítulos de la miniserie Mis noches sin ti del director misionero Maximiliano González. La trama de esta propuesta aborda la emigración de los habitantes litoraleños a Buenos Aires, entre 1947 y 1951. Así como también la inmigración de los paraguayos que huyeron de la Guerra Civil que estallaba por aquellos días en tierras guaraníes.
Entre los misioneros que comparten el set de rodaje con Víctor Laplace, Arnaldo André y Lorenzo Quinteros se encuentran la actriz Florencia Bobadilla y el músico Jorge Suligoy. Belén Bianco, en tanto, se desempeña como asistente de producción.
Jorge Suligoy interpreta a Demetrio Ortiz, un cantor popular paraguayo, autor de la famosa canción que le da el nombre a la serie; el músico charló con El Territorio con respecto a su primera experiencia en la actuación en la pantalla chica.
“Nunca tuve la oportunidad de actuar. Me gustaba la idea y según el decir de la gente que estuvo en el set me salió bastante bien. En cualquier momento puedo volver, así que a cuidarse. Tiembla George Clooney (se ríe). Para mí es muy importante participar, tanto así que una de las cosas más preciadas que tengo -que es la barba- me la tuve que afeitar para hacer el personaje”, compartió.
Jorge confesó que siempre admiró musicalmente al cantor paraguayo pero que no había tenido oportunidad de ahondar en su historia personal, cosa que se revirtió cuando Maximiliano le propuso interpretarlo.
El cantante ya terminó con la grabación de sus escenas. Su aparición, según contó, es breve y se lo verá cantando en un bar donde los trabajadores se reúnen después de una jornada laboral. A lo largo de la serie Jorge canta cuatro canciones: Mis noches sin ti, Recuerdos de Ypacaraí, Si tu supieras comprender y Qué será de ti.
“En muchas escenas estoy tocando en el fondo. Represento a cantores en esta serie más que a mí mismo. Estoy poniéndome en el cuero de Demetrio Ortiz pero en nombre de muchos cantores y guitarristas. Las músicas son extraordinarias. Tan extraordinarias son que a mí me costó aprenderlas. Es más compleja pero siempre lo complejo trae belleza”, apuntó.
Con respecto a compartir el elenco junto a Víctor Laplace y Arnaldo André manifestó: “Me lo tomo con bastante naturalidad el hecho de encontrarme con la persona. Cuando tenés la oportunidad de estar afuera en el set y que venga Víctor Laplace y me diga: ‘estuve escuchando lo que hiciste. La estás rompiendo, loco’. Y vos te quedás mirando, no sabés si decirle gracias, si decirle que es tu trabajo. No te sale nada porque cualquier cosa que digas puede sonar pedante. Entonces le dije: ‘gracias compañero’. Entramos en una charla de una hora y media”, contó el hombre que conoció a Luciano Pavarotti, Ariel Ramírez y es ahijado artístico de Luis Landriscina.
El músico no pudo dejar de resaltar el trabajo de Maximiliano González con esta serie y sus obras anteriores. “Vale la pena la historia, que haya un misionero dirigiéndola, que hayan otros misioneros contando una parte de esa historia. Es increíble la cantidad de premios que tiene Maxi en el camino del arte. De bajo perfil y humildemente muestra el arte desde un lugar de la pasión, con una calidad y una calidez digna. Yo me saco el sombrero porque vale la pena”, aseguró.

Proyectos en camino
Jorge Suligoy se encuentra grabando un documental de música argentina llamado “La música de mi país”. Ya recorrió Misiones con Ramón Ayala, Corrientes con Julián Zini, Chaco con Luis Landriscina, Entre Ríos con Jorge Méndez. En estos días viaja a hacia el Sur para continuar con el proyecto. Cuenta con el apoyo del Sindicato Argentino de Televisión.
Asimismo, en sus planes está un viaje a Brasil para grabar el disco “Guarania” junto a Lucio Yanel, músico y guitarrista correntino que triunfa en aquel país.

“Aquellos días felices” recibó una distinción
BUENOS AIRES Y POSADAS. La serie Aquellos días felices, dirigida por Maximiliano González y rodada en Puerto Iguazú, fue premiada por el Diseño de Arte en los Premios Nuevas Miradas que organiza la Universidad Nacional de Quilmes.
La distinción se entregó el miércoles por la noche, y además, la serie compitió en el rubro por mejor ficción.
En el equipo de Arte trabajaron con Cachu Orellano, Josefina Hernández, Axel Monsú y Elvira Varela. “Lo que tiene de bueno el premio es que en 2010 desde las provincias exigíamos espacio para ejercer. Es un reconocimiento de que en las provincias se puede hacer cosas de calidad”, consideró Monsú y detalló que compartían ese rubro junto a El Legado, de Mariano Hueter.
Inclusión social, democracia y Ley de Comunicación Audiovisual fueron los tópicos que más se destacaron entre los discursos que los ganadores de la III edición.
Entre más de 100 producciones nacionales que participaron del concurso, el unitario La casa, que a lo largo de sus capítulos retrató historias de distintas épocas en medio de una esplendorosa casa de siglo XX y que se emitió por canal 3 de La Pampa, fue la serie más galardonada con tres lauros (ficción, a la música por el trabajo de Gustavo Pomeranec y a mejor actriz por la labor de Erica Rivas).
La siguieron, con dos galardones cada uno, Gente de Río, registro en forma de denuncia que apunta a concientizar sobre la situación del río Limay de la región patagónica, cosechó los premios a la mejor serie documental y de fotografía e iluminación. Mientras que El legado, con dirección de Mariano Hueter, que relata las aventuras y pormenores de un grupo de chicos en busca de un tesoro, fue reconocido en las categorías Equipo de producción y Diseño de arte.
El director de la producción Yo soy la estrella, galardonado en la categoría entretenimiento, Diego Varela, expresó: “somos los nuevos hijos de la Ley de Comunicación Audiovisual” y sostuvo que Aqua Mayor “es el primer canal dedicado a los adultos mayores, un canal que nace para desmitificar los prejuicios que nuestro mundo occidental y capitalista tiene respecto de los adultos mayores”.
En tanto, los periodistas Pedro Brieger y Ceclia Laratro, en representación de Visión Siete, resaltaron: “es un gran mérito que este noticiero no comience con sangre y asesinatos y que trate de dar otra imagen de lo que pasa en el país sin ocultar lo otro”, además de expresar su indignación por “la intromisión de Estados Unidos en Venezuela”.
Fronteras, dirigida y escrita por Sabrina Farji, se quedó con la distinción de la categoría Guión. La terna actoral masculina tuvo dos ganadores: Carlos Portaluppi, por su trabajo en Guita fácil, y Darío Grandinetti, por su labor en En terapia.
La Universidad Nacional de Quilmes generó estos lauros a los protagonistas de la producción que abastece la red de contenidos de la Televisión Digital Abierta, surgida a partir de la instalación de un nuevo escenario en la comunicación argentina luego de la sanción de la Ley de Comunicación Audiovisual, y procurando al espectador como sujeto crítico y no meramente como un consumidor.
Además de los 22 rubros en pugna, la velada permitió un reconocimiento para el micro jujeño de Comunicación Popular Wayruro, por sus 20 años de trabajo en investigación y desarrollo del noroeste argentino con eje en los movimientos populares, cuyos integrantes pidieron “sostener y bancar estas políticas de fomento”.
También fue destacada la miniserie Zona de Riesgo, cuyos conductores subieron a recibir su distinción entre reflexiones sobre “la euforia privatista de los 90”.
En el plano artístico y periodístico, la universidad homenajeó a dedicación, por más de una década, de Fernando Martín Peña y el fallecido Fabio Manes, conductores de Filmoteca, y a Emilio Cartoy Díaz, por su larga trayectoria en la televisión argentina y la capacidad para reinventar el trabajo de producción y contribuir a su crecimiento como un ejemplo de arte popular. EL TERRITORIO