“La verdad que venir de Jardín América y jugar en Guaraní, ya fue ‘guau’”, exclamó Elián Kopp

Jugó de delantero, como carrilero y también de lateral. En silencio, se ganó otra vez un lugar en Guaraní. Superó un tema personal y estrechó su lazo con Dios: “Es un amigo más”, confió.

Se lo vio seguro en sus conceptos, producto de la madurez que logró en cada pretemporada. En más de una ocasión agachó la cabeza y entrenó con serenidad, consciente de que la chance de jugar ya iba a llegar. Ese crecimiento es también el reflejo de experiencias familiares poco gratas, las cuales lo fortalecieron para llegar a este presente en Guaraní Antonio Franco, que lo tiene como titular y goleador. Pero hay más: hasta se dio el lujo de ser capitán -un par de partidos- ante la ausencia de su compañero Cristian Barinaga.

“La verdad que venir de Jardín América y jugar en Guaraní, ya fue ‘guau’”, exclamó Elián Kopp, uno de los protagonistas de esta recuperación franjeada en la B Nacional, que como último registro tiene el triunfo 1-0 sobre Ferro, precisamente con el zurdo como goleador.

Oriundo de Jardín América, Kopp mamó el fútbol desde pequeño en la escuelita de fútbol y cuando comenzaba a transitar la adolescencia, surgió la posibilidad de pasar a Atlético Misiones en la capital provincial. Llegó a jugar en la primera de la Liga Posadeña y a principios de 2007 recaló en Guaraní, de la mano de Telmo Gómez, quien lo tenía registrado como delantero.
De a poco se ganó su lugar en la Franja pero fue Hugo Castillo quien le buscó una variante al por entonces delantero con desborde pero poco gol. “Me arreglaba por la izquierda, costaba la vuelta pero los compañeros me ordenaban. Con la velocidad compensaba, pero de tres todavía me cuesta el cabezazo y el cuerpo a cuerpo”, resumió acerca de su nueva función en la cancha, como volante o lateral, siempre por el sector izquierdo.

Vio pasar a “grandes jugadores” por el club, aunque no cosecharon logros; sin embargo, en su palmarés Elián tiene el ascenso del Argentino B al A y de este último torneo a la B Nacional. “Siempre van a traer refuerzos, sé que va a ser así. Fue clave ser perseverante, tomé confianza”, remarcó quien a los 26 años hace un alto para reflexionar: “Por eso confío en Dios. No sé cómo describir esto sin Dios, no lo puedo despegar de mis logros”.

Allí el diálogo con El Territorio cambió de tono. Como cristiano-evangélico, confesó que “conocí que Dios está fuera de la religión, lo vivo a Dios como un amigo y no (a la religión) como un conjunto de reglas”. Fue después de superar la separación de sus padres: “Se me complicó, no sabía qué hacer”.

Profundizó la formación

Cuando recaló en Posadas, comenzó a cursar la carrera de contador público; sin embargo, se dio cuenta que su vida -más allá de la pelota- debía estar ligada a Dios, por eso cambió los números por la tecnicatura Orientador en Teología, título que comparte con su esposa Adriana. “No es mi idea lavarle la cabeza a nadie, mi objetivo es transmitir la Biblia a través de lo que estudié. Dios es real en mi vida y puede serlo en la tuya”.
Pero… tanto sostén divino, ¿no lo hace enojar en la cancha? Elián lanzó una sonrisa y completó: “Me enojo, sí. Hasta tuve una expulsión. A veces mis compañeros me piden que sea más agresivo, pero intento ir fuerte”.

Su horizonte lo imagina cerca, día a día, disfrutando cada momento… “Uno crece en lo profesional, el año pasado estuvo difícil. Fue una linda experiencia en lo personal y para el club”. Otra vez Elián hizo una pausa y reflexionó: “Soy de pensar que hace poco estábamos en el Argentino B y todo el hincha de Guaraní tiene que disfrutar. Al comienzo los resultados no se dieron, pero ahora este momento sirve. Sirve en lo anímico, aunque tenemos que ir partido a partido”.

En silencio, el hijo de Titi y Lucía se ganó su lugar en Guaraní. Comparte su pasión por la redonda con sus hermanos Evelyn (juega en Racing de Córdoba) y Stiven, y se sostiene en su mujer desde hace cinco años. Mientras, deja su marca, a su manera, que lo presenta como Elián, o como el profeta de la Franja
10986452_883759728348892_1527952128965454840_n.https://www.facebook.com/odisea.tekno