“La cueva del lagarto”, una novela misionera que asegura que el nazi Martín Bormann vivió en el refugio del Teyú Cuaré

La escritora de Jardín América, Laura Andrea Kachorroski Mosqueda ya anticipó en su segundo libro La cueva del Lagarto, editado en el 2013, el refugio nazi que fue construido en el parque del Peñón del Teyú Cuaré, y que allí vivió uno de los secretarios de Hitler, Martín Bormann, además de contar historias de los tesoros de los jesuitas, sus costumbres y la expulsión.

La autora aclara que La cueva del lagarto es la traducción del Teyú Cuaré donde se desarrolla toda la historia de la novela ficción con contenido histórico, por ello ha promocionado su libro en las escuelas realizando talleres con los alumnos.

Este libro que sucede a Tierra de Esperanzas -declarada de interés provincial- es coautor el poeta posadeño Lucas Yuge, quien ya acompañó a Laura en su primer libro de poemas compartido, Cuatro corazones .

La protagonista de la novela es Gabriela Lambert, una antropóloga de Buenos Aires, hija de un magnate y una mujer que trabajaba en el museo de Arte de La Plata, lugar donde se desarrolla la novela. La madre de la antropóloga muere de cáncer y ella decide venir a Misiones a estudiar sobre los tesoros misioneros de los jesuitas.

Cuando ella va a la mansión Lambert a buscar sus últimas pertenencias se encuentra con una llave y abre una caja de seguridad, donde halla una carta de un ayudante de un jesuita, y en esa misiva hay indicios de un tesoro, lo que la impulsa con más razón al viaje programado.

El co- protagonista es Alejandro Montero, un ingeniero civil que viene a hacerse cargo de un emprendimiento turístico en la desembocadura del arroyo Yabebiry, en el Teyú Cuaré.

Cuando él viene comienza a buscar en la base del peñón un lugar donde realizar su construcción, y en ese momento observa que alguien está mirándolo, era la antropóloga que en ese momento se desploma.

El ingeniero se acerca a la mujer y se da cuenta que se conocen desde la niñez por razones familiares en una estancia en La Pampa.

La antropóloga seguía la pista de un famoso timbó que luego encuentra tumbado partido por un rayo y al ver un hueco comienzan a cavar y encuentran un túnel subfluvial, según la leyenda era de una plantación del lado paraguayo con conexión con las ruinas de este lado.

La protagonista hala el túnel pero a la vez hay personas que están detrás de ese tesoro, y con las ruinas que encontraron de Martín Bormann y su descendiente quieren arrebatar el tesoro.

Laura Kachorroski, nacida en Posadas hace 42 años vive actualmente en Jardín América, casada y con cuatro hijos varones de entre 21 y 12 años asegura en la novela que el nazi Martín Bormann vivió allí, pero que además fue juzgado en los juicios de Nuremberg y condenado a muerte en ausencia.

Como coautor de la novela figura el poeta posadeño Lucas Yuge quien ya acompañó a Laura en el libro de poemas compartido, Cuatro corazones.

Fragmentos de La Cueva del Lagarto

“Gabriela entró a la oscuridad de la cueva, aguardó que la luz se acomode a las pupilas pero avanzados metros más, todo era monocroma oscuridad.
El murmullo de un áspid rompió aquel letargo, y arrinconada contra la pared no supo que hacer. Pronto estuvo frente a ella, levantó la cabeza por sobre la suya, tendría tres metros como mínimo, un dragón de la tierra roja”.
(Fragmento. Pág. 54)

Otro fragmento: “Caminó por los sectores más alejados, deteniéndose en cada hilera de piedras, acariciando el musgo húmedo que crecía en ellas. Olía el pasado disfrutando el presente.
Se sentía en su hogar. Como si durante toda su vida se hubiera estado preparando para aquel momento”.