Puente Quemado: están en marcha los trabajos para reemplazarlo

A FIN DE AÑO ESTARÍA EN CONDICIONES DE SER UTILIZADO

Luego de tres años de espera, los vecinos de Colonia Primavera podrán cruzar el arroyo Tuna sin poner en riesgo sus vehículos

Luego del colapso. | Ya se levanta la nueva estructura de hormigón que sustituye el puente de madera que se vino abajo. | Foto: Norma Traid

Se iniciaron las obras de reparación del puente sobre el arroyo Tuna, conocido como Puente Quemado, que une Jardín América con Colonia Primavera, ubicada en la zona rural a casi 20 kilómetros de la ruta provincial 7.
La concreción de la obra dará alivio a vecinos y productores que para cruzar el arroyo lo hacían por el agua y cuando llovía quedaban aislados.
Colonia Primavera, a 17 kilómetros de la ruta provincial 7, forma parte de la zona rural del municipio de Jardín América y alberga productores de maíz, tabaco, familias, plantaciones de pinos y eucaliptos, yerbales y huertas.
El arroyo Tuna la atraviesa y se interpone entre la colonia y Jardín América; como única conexión existía un puente de madera.
Los habitantes del lugar están a siete kilómetros del centro de atención primaria de la salud, de la Policía y de los comercios que les proveen los insumos diarios.
Con varios meses previstos para la ejecución de la obra, los vecinos recibieron la noticia con expectativa y esperan que para fin de año esté lista.
La obra es financiada por Vialidad Provincial, con el acompañamiento de trabajos por parte del municipio, tales como el arreglo de los caminos hasta el lugar de la construcción.

Puente Quemado
En la zona de Colonia Primavera no saben a qué se hace referencia si se menciona el puente sobre el arroyo Tuna. Para ellos es el Puente Quemado, el único que tenían para salir de las chacras y llegar a Jardín América o a la ruta provincial 7.
En ese lugar había una estructura de madera sobre bases de hormigón que  hace aproximadamente tres años colapsó.
Desde entonces los vecinos del lugar recorrieron muchos pasillos y esperaron respuestas por meses y años, soluciones que nunca llegaron.
Hartos de la situación, un día los residentes de Colonia Primavera decidieron prenderle fuego al puente en señal de protesta y además para terminar de romperlo, ya que “así como estaba tampoco servía para nada”.
A partir de ese día se llama Puente Quemado y desde que se rompió para salir de la colonia cruzan el arroyo en una zona donde no es muy profundo.
Van y vienen con sus vehículos contaminando las aguas del arroyo y especulando siempre con que no pase nada mientras cruzan.
Cuando llueve quedan aislados, el caudal del arroyo Tuna aumenta rápido y mucho, e impide cruzarlo con las camionetas o los tractores que usan habitualmente.