Caudal del arroyo tapó los Saltos del Tabay y se reactivó el comité de crisis

Las precipitaciones ocultaron el atractivo turístico de la zona. También se vio afectada la pileta natural. La comuna y otros organismos están en alerta y coordinarán acciones hasta el próximo otoño en Jardín América

JARDÍN AMÉRICA
Las torrenciales lluvias que se dieron en la cuenca del arroyo Tabay (que nace en Campo Viera) dejaron una marcada creciente en los saltos del predio municipal que en la mañana de ayer lucían como una sola masa de agua que hizo desaparecer las tradicionales cascadas de ese atractivo turístico.
La pileta natural, en tanto, acumulaba gran cantidad de gajos y escombros producto de la crecida y el agua llegaba exactamente al borde de los muros.
A pesar de eso el acceso está habilitado y “muchos curiosos pasaron a ver los saltos: llegan, sacan fotos y se van”, comentaban en el portal de acceso de los saltos.
La zona de quinchos estaba inundada por las lluvias, aunque las instalaciones bajo techo no se vieron afectadas en lo más mínimo.
En tanto, la mañana de ayer se concretó en el despacho del intendente de Jardín América, Oscar Kornoski, una reunión de la Comisión de Defensa Civil Municipal que, de cara a los últimos fenómenos meteorológicos que se dieron en Misiones, se reactivó y permanecerá en funcionamiento al menos por seis meses.
La convocatoria reunió a los representantes de Defensa Civil, Secretaría de Obras Públicas, Unidad Ejecutora Municipal, Dirección de Obras Privadas, Secretaría de Gobierno, Polo Productivo Municipal, Acción Social y la Gerencia Asistencial de Salud Pública.
Al respecto el intendente Kornoski manifestó ante El Territorio: “Activamos todos los mecanismos para mitigar el impacto en la mayor medida dentro de nuestras posibilidades”.
Una vez acordadas las medidas a tomar en caso de emergencia o inundaciones, la comisión se contactó con representantes de Emsa, Policía de Misiones, Bomberos Voluntarios, Cooperativa de Servicios Públicos de Jardín América y de Telecom.
Además se dieron algunos detalles de las acciones inmediatas y de las alternativas asistenciales que se programaron.
En principio se confirmó que se dispondrán de medios de transporte para evacuar personas. “Tendremos dos camiones encarpados para trasladarlos con algunos elementos personales de ser necesario, tenemos disponibles grupos electrógenos de la Municipalidad y otros de algunos vecinos solidarios, tres equipos de comunicación VHF que tendrán base en la Municipalidad, nuestro colectivo, un espacio acondicionado para dormitorios y otro donde montaremos una panadería y una cocina central donde podrán comer sin necesidad de que lo hagan en el mismo espacio donde duermen”, detalló el alcalde.
Mientras tanto, operarios municipales trabajarán de manera prioritaria en trabajos de prevención, entre ellos, despeje, poda, pulverizaciones, limpieza preventiva de desagües, canales y pequeños arroyos, mantenimiento de las canalizaciones recientemente ejecutadas y retiro de escombros o gajos que puedan obstruir el curso del agua.

Tareas pendientes
La Comisión de Defensa Civil municipal estará en alerta durante seis meses debido a que los pronósticos destacan que hasta el próximo otoño los fenómenos meteorológicos serán severos y las precipitaciones superarán con holgura las medias anuales.
El municipio ya realizó obras de canalización, entubado y limpieza de los arroyos que la atraviesan, pero a pesar de que bajó notoriamente la cantidad de familias evacuadas durante las últimas lluvias torrenciales, las obras no dan abasto. Las condiciones climáticas han complicado sobremanera las tareas.