Conmovedor relato de la mujer que denuncia mala praxis cuando fue a dar a luz

Conmovedor relato de la mujer que denuncia mala praxis cuando fue a dar a luz Posadas. En medio de lágrimas, Paula Pisak, la docente de Jardín América que denuncia que quedó con secuelas físicas después de ser sometida a una cesárea en una clínica de esa localidad, se trasladó hasta la Plaza 9 de Julio, donde relató su padecimiento. Acompañada por su mamá, clamó porque su causa no quede impune ante la posible decisión de la justicia de no considerar la denuncia por mala praxis Audio: Paula Pisak. Mujer que denuncia mala práxis Relató que el 16 de noviembre del 2004 ingresó al Sanatorio Candia con trabajo de parto “habiendo roto bolsa y luego de un embarazo perfecto, sin complicaciones, llego con una dilatación de 3, me interno a las 7 de la tarde y para la noche esperaba parir”. Los planes, sin embargo, cambiaron “teniendo 10 de dilatación, el médico me dice que me practicarían una cesárea por un supuesto sufrimiento fetal. En ese momento entré a la anestesia, quien estaba a cargo de Rodríguez Flores, quien estaba muy alterado. Él se caracteriza por trabajar en un estado etílico, ha pinchado a muchas de sus pacientes y conmigo lo hizo 5 veces”. Posteior a la intervención quirúrgica, Pisak indicó que “apenas llegué a mi habitación, a los 20 minutos comencé a descomponerme a vomitar verde, me empezó a doler el estómago y entré en coma”. Ante su delicado estado de salud al otro día debió ser trasladada a un sanatorio de Posadas, donde “estuve en terapia intensiva una semana y como secuela de la perforación de médula y el abandono de persona, quedé cuadripléjica en ese momento, movía solamente mi cabeza, tuve una parálisis facial, no vi durante tres meses, tenía solamente el ojo izquierdo un poco abierto, perdí el gusto. Esto me llevó años rehabilitación a Buenos aires, no tuve la suerte de disfrutar a mi hija porque no tenía la fuerza para levantarla”. Sobre la posibilidad de que la justicia desestime su denuncia por mala praxis, la docente que quedó hipoacúsica, es decir imposibilitada de dictar clases, desde su parto en el mencionado sanatorio dijo “soy como un índice más en esta sociedad.Si esta causa queda impune, mi pedido es por todas las mujeres que sufrieron violencia obstétrica, por todas las malas praxis y los muertos. Porque si yo que entablé una demanda que muchos no se animan, si pierdo, pierden todas las mujeres y todas las causas similares”, concluyó emocionada. Por: www.actualidadsur.com